"He aquí que el silencio fue integrado por el total de la palabra humana, y no hablar es morir entre los seres: se hace lenguaje hasta la cabellera, habla la boca sin mover los labios, los ojos de repente son palabras... Yo tomo la palabra y la recorro como si fuera sólo forma humana, me embelesan sus líneas y navego en cada resonancia del idioma..."
-Pablo Neruda


martes, 10 de marzo de 2009

Maria Pizarro Cervantes

Parte de mi muy humilde homenaje a lo que serán las 10 mujeres de más peso en mí, en este mes en el que el mundo les honra, debiendo honrarles siempre.

................



Una mujer que nació para enseñar.

1897 la trajo al mundo, y en 1910, entre el clima de la revolución mexicana, ella se lanzó a la tarea de "alfabetizar" a quienes ella podía, habiendo cursado solo hasta tercer grado de primaria.

En sus memorias, ella recuerda que muchos, en la época de la revolución, al saber que ella también enseñaba a sumar, restar y multiplicar, comenzaron a buscarla, generalmente con la pregunta "¿cuánto cobra?" Ante esto ella recuerda responder: "No cobro, y si tuviera dinero yo les pagaría para que aprendieran"

Publicó dos libros con sus versos, escritos entre tonos que van desde las tristezas hasta las alegrías: "Cantares de la vida" y "Recursos de una vida".

Su labor, que pasó generalmente desapercibida por el gobierno federal, es mejor descrita en el resumen que ella hizo de sí misma cuando cumplió 101 años de edad, y aun estaba entre nosotros:

"Uno debe ser valiente siempre; por eso en Durango y Chihuahua enseñé a la gente a pensar en grande para ser grande. Di la pauta para la construcción de escuelas; di pláticas históricas y de orientación educativa y social, así como clases de piano. Toqué el órgano en las iglesias, conseguí donativos y también fundé costureros públicos para las mujeres, a quienes regalaba telas para que trabajaran de una vez. Siempre inculqué comprensión y tolerancia a todos quienes traté. "Si pudiera pedir un deseo: me gustaría que todos los matrimonios mantuvieran vivo el amor, porque éste es el sentimiento más grande, el más valioso. Con amor en la familia no se tomaría lo ajeno; los padres no sufrirían y los hijos serían mejores"
-Maria Pizarro Cervantes

3 comentarios:

ada dijo...

Gran mujer a la que también admiro.
Mil abrazos

Lucía Duque dijo...

gracias! no la conocía... y la verdad sí que es un ejemplo a seguir!

muniekitadecristal17 dijo...

hola, como estas? me encanto tus ultimas publicaciones la verdad que siempre estoy aprendiendo cosas nuevas conociendo gente nueva muy interesante gracias a ti. queria agradecerte tu visita por mi blog, te deseo lo mejor de todo que tengas un precioso dia. mucho besitos desde Argentina.... muniekita...