"He aquí que el silencio fue integrado por el total de la palabra humana, y no hablar es morir entre los seres: se hace lenguaje hasta la cabellera, habla la boca sin mover los labios, los ojos de repente son palabras... Yo tomo la palabra y la recorro como si fuera sólo forma humana, me embelesan sus líneas y navego en cada resonancia del idioma..."
-Pablo Neruda


viernes, 17 de octubre de 2008

16 de Octubre

Siempre he amado tu voz, deliciosa y dulce, que despierta mis sonrisas y agita todas mis pasiones.

Sabe a calma... sabe a ternura... sabe a mujer... sabe a tí.

Y he amado tu caminar pausado, con ese movimiento de cadera que me derrite las ideas.

He amado tambien tu esencia, que pese a todo sigue aferrada a mi vida, porque ello mismo es: mi vida.

Y llegó el día del reencuentro... y llegó el momento de estar frente a tí.

Mis ojos entonces se clavaron en tu mirada, y entraron a tu alma vaciando en ella la mía... y desde ese silencio que te grita, me llamé tuyo.

Mis manos rozaron tu piel, y las tuyas bailaron entre las mias; mis brazos te atrajeron hacia mi pecho... y morí allí... y reviví allí.

Mis labios besaron tu cuello... y buscaron tus manos... y fueron a tu boca... y caminaron hacia tu cabello... y reposaron sobre tu pecho. Mis ojos cerrados siempre, mientras mi boca hambrienta de tí me recordaba que no había algo tuyo que no quisiera besar.

Mis dedos bajaron por la piel de tu espalda... y mi mente viajó a ese rincón mágico que he explorado a detalle, y conozco... y amo.

Sí. Te ví de nuevo... y fué el recordatorio magistral de saberme siempre tuyo.

3 comentarios:

erika dijo...

Muy bonita la cancion.

ANÓNIMO dijo...

gracias erika!

lástima que no puedo visitar algo tuyo...

besitos!

mE♥♥ dijo...

Y FUE EL RECORDATORIO MAGISTRAL...DE SABERME TUYA!!!!!